EMPODERAMIENTO FEMENINO

    En el Día Internacional de la Mujer, el debate sobre el “empoderamiento femenino” está sobre la mesa en todo el mundo.

    Las cualidades que caracterizan la energía femenina son fundamentales, tanto para las mujeres como para los hombres.

    Valores como la sensibilidad, la intuición, la paciencia, la conciliación y la visión del conjunto – más orientados a lo femenino – son muy necesarios para nuestra sociedad, ya que ayudan a resolver los conflictos y la separación.

    El verdadero “poder” de la mujer reside justamente en tomar posesión de estos valores femeninos, los cuales son parte esencial de ella misma.

    Para el hombre el verdadero paso valioso es respetar esta energía y sus valores, tanto en las mujeres como dentro de si mismo.

    Ayudando a colocar estos valores en el mundo, la mujer y el hombre, juntos, podrán construir relaciones más armoniosas, abriendo las posibilidades para la sinergia entre las complementariedades y la alegría de las “différence”.

    En ese día tan especial, reconocido por la ONU, invitamos a todos a mirar los valores femeninos desde un lugar nuevo de unión y alegría. Entendiendo que el empoderamiento femenino no tiene que ver con la revancha, venganza o “más de lo mismo” en el sentido contrario.

    Lo femenino agrega y enriquece lo masculino, al igual que lo masculino agrega y enriquece lo femenino, en una unión que puede traer más felicidad a nuestras vidas.

    El corazón y el coraje están en la base de cualquier proceso de transformación personal o social. Son fundamentales para una visión más amplia de la realidad.
    Para que – independientemente de ser hombre o mujer – podamos salir de cualquier condición de “desempoderamiento” para otra de mayor equilibrio individual, esencial para iniciar cualquier relación, principalmente las relaciones basadas en el respeto y la colaboración.

    Colaboración es una palabra de origen latina, ligada al corazón que significa trabajar en un común acuerdo. Los hombres y las mujeres empoderados y equilibrados pueden unirse, y en un futuro próximo, llevar sus relaciones para un nivel más alto de funcionamiento conjunto, con respeto y armonía.

    Deseamos y proponemos que veas la vida y las relaciones con otros ojos. Que tomes con coraje la decisión de arriesgarte en zonas todavía desconocidas para resignificar tus contenidos internos sobre los valores femeninos y masculinos, a fin de encontrar un eje de equilibrio individual y poder navegar en el mundo del encuentro entre lo femenino y lo masculino.
    El Instituto Bioflow puede ayudar en esto.

    Equipo de mujeres y hombres del Instituto Internacional Bioflow, juntos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    X